Moissanita es el nombre de la forma mineral del carburo de silicio, SiC. En su versión gema, la moissanita es una de las gemas más brillantes, resistentes y elegantes de la joyería moderna

La moissanita es una piedra que existe en la naturaleza pero es extremadamente escasa y pequeña; seguramente por ello no se descubrió hasta el siglo XIX. La moissanita que se utiliza en joyería es cultivada en laboratorio y tiene la misma composición y propiedades químicas y físicas que su contraparte natural. En apariencia, parece diamante pero brilla más, confiriendo a las joyas de moissanita un aspecto lujoso típico de las joyas de diamante de calidad. Se puede presentar en versión incolora o en algunos colores como el amarillo, azul, gris o verde. La moissanita también se puede encontrar en otros colores pero no son permanentes (por ejemplo, el rosa).

La gema más brillante

El término brillo se refiere a la capacidad para reflejar la luz desde el interior de la gema. Su luz blanca se refiere al brillo, su arcoíris se refiere a la dispersión o fuego y finalmente, la chispa creada en su superficie, el centelleo, lo que se produce al recibir el retorno de luz. El brillo se mide por el índice de refracción y la moissanita tiene un índice de refracción de 2.65 a 2.69, mientras que el diamante tiene 2.42; es decir, la moissanita brilla más que el diamante.

Belleza Durabilidad
Fuego o dispersión Índice de Refracción Brillo Dureza relativa (Escala de Mohs) o  resistencia a rayaduras Tenacidad o resistencia a impactos
Moissanita 0.104 2.65 – 2.69 20.4% 9.25 Excelente
Diamante 0.044 2.42 17.2% 10 De excelente a buena
Rubí 0.018 1.77 7.4% 9 Excelente
Zafiro 0.018 1.77 7.4% 9 Excelente
Esmeralda 0.014 1.58 4.8% 7.5 De buena a pobre

Una gema extremadamente resistente

Con una dureza de 9.25 en la escala de Mohs es sólo superada por el diamante y, por tanto,  superior a cualquier otra piedra preciosa. Además, presenta una excelente tenacidad, mejor incluso que la del diamante, lo que le confiere una durabilidad extraordinaria.

También es muy estable y permanece inalterable ante cambios de temperatura y exposición a sustancias químicas, por lo que su apariencia y brillo no cambian con el tiempo, como sí que ocurre con piedras preciosas más blandas (esmeraldas) o imitaciones del diamante como la circonita.

Joyas elegantes hechas para durar

La excelente durabilidad y belleza de la moissanita la convierten en una elección ideal para su uso en joyería fina tanto para el uso diario (como anillos de compromiso) como para ocasiones especiales.

Más ética, menor impacto ambiental

Al ser cultivada en laboratorio, tiene un precio mucho más asequible que un diamante de las mismas características, y el impacto medioambiental de su producción es mucho menor que la destrucción de ecosistemas de la minería.

Además, está libre de conflicto y no participa en la financiación de conflictos armados, gobiernos ilegítimos y violación de derechos humanos, como sí ocurre con el diamante (algunos justifican que sus diamantes son éticos porque cumplen con el Proceso Kimberley pero si usted lee un poco entenderá que este proceso no garantiza nada).

La mejor alternativa al diamante

La moissanita es, sin lugar a duda, la mejor alternativa existente al diamante, al compartir muchas de las cualidades positivas del diamante en cuanto a resistencia, brillo, claridad de color, con el factor adicional de ser ética y mucho más responsable con el medio ambiente.

El parecido es innegable y hace falta un experto equipado con una lupa de diez aumentos para determinar cuál es cuál. Incluso el descubridor de los moissanitas, el químico francés y Premio Nobel Henri Moissan confundió la moissanita con el diamante. Es más, los probadores de diamantes tradicionales que usan solo conductividad térmica para la detección confunden a las moissanitas con los diamantes.

Si le gustan los diamantes, le encantarán las moissantias. Anímese y no sólo podrá permitirse joyas más bonitas, si no que también será partícipe de un cambio en el que la vida de las personas y la protección del medio ambiente tienen más valor que una sensación temporal de estatus y poder.  Además, ¿por qué pagar más por algo que brilla menos?

Y recuerde, si no le convence tiene 14 días para cambiar de opinión.

Moissanitas por Gema